Vive arrepentido el último hombre que le ganó una pelea a Mayweather

admin 6 Abril, 2015 Comentarios desactivados en Vive arrepentido el último hombre que le ganó una pelea a Mayweather

El último hombre que venció en un combate a Floyd Mayweather Jr., el búlgaro Serafim Todorov, se arrepiente todos los días de esa pelea, deseando haberla perdido.

A pesar de que el estadounidense “Money” Mayweather marcha invicto en su carrera profesional, Todorov lo venció antes de que ésta comenzara, en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

El búlgaro, entonces de 27 años, derrotó al americano, de 19, en un combate polémico que fue fuertemente protestado por las autoridades deportivas de Estados Unidos, los cuales acusaron a Emil Jetchev, de Bulgaria, en ese entonces presidente de la comisión internacional de réferis y jueces, de haber influenciado en la decisión final.

Serafim Todorov, que gracias a la victoria avanzó a la final, admite que tanto Mayweather como él mismo pueden haber sido afectados por el arbitraje, pues en el siguiente combate el búlgaro cayó ante el tailandés Somluck Kamsing

El boxeador europeo acusó al mismo Jetchev del resultado de la final, debido a que éste entró momentos antes de la pelea para decirle, en otras palabras, que no ganaría.

Luego del combate ante Mayweather, ambos boxeadores fueron enviados a un cuarto para el control antidopaje, momento en el que dos promotores se le acercaron para ofrecerle un contrato profesional, con todo lo que esto implica: bono, casa, auto, grandes combates. Una nueva vida. Sin embargo Todorov dijo “No”.

Los promotores, luego de la negativa del búlgaro, se acercaron entonces a Mayweather y el resto es historia. El estadounidense inició su carrera profesional y se convirtió en uno de los más grandes del boxeo mundial, mientras que al búlgaro se le acercó Jetchev, para, supuestamente, traicionarlo por su decisión.

Poco después, Todorov tuvo la oportunidad de cerrar un trato con la federación de Turquía, y únicamente tendría que cambiar su nacionalidad, sin embargo el presidente Jetchev pidió demasiado dinero y el acuerdo no se realizó.

Hoy en día, el búlgaro tiene 45 años, y tanto él como su esposa Albena, están desempleados, pagando una renta de poco más de 400 dólares y tratando de sobrevivir junto a su hijo y su nuera embarazada.

Serafim Todorov considera que si hubiera perdido ante Mayweather, habría continuado peleando en búsqueda de una final olímpica, de mayores oportunidades, sin embargo, por desconfiar de los promotores y confiar de más en las autoridades de su país, tomó una decisión de la que se arrepiente todos los días.

Con información de lopezdoriga.com y New York Times

Comments are closed.