Dejan sin instrumentos a 'Los Ángeles Azules' yucatecos

admin 5 mayo, 2015 2

Aunque le robó al grupo musical Azabache José Luis Chan Ek corrió con suerte, porque el juez de control, Rómulo Antonio Bonilla Castañeda, decretó que siguiera su proceso en libertad y sin pagar fianza.
El sujeto y sus cómplices, que lograron darse a la fuga, se apoderaron de varios instrumentos de Azabache, que podría decirse es un equivalente a Los Ángeles Azules, pero a nivel local.
Chan Ek, quien fue atrapado en el interior del camión del grupo musical, donde ya se había apropiado de una tarola.
El juez nada más lo imputó por el delito de robo calificado cometido en pandilla, denunciado por Alvaro Melchor González Heredia, líder de la agrupación musical.
Como medidas cautelares, se le prohibió salir del Estado y se le ordenó acudir a firmar a la agencia 23 de la Fiscalía General del Estado, hasta la audiencia de vinculación a proceso programada para el 9 de mayo.
De acuerdo con el expediente, alrededor de las dos de la mañana del sábado, agentes de la SSP acudieron al predio 357 de la calle 62 entre 57 y 59 de la colonia Mulchechén, donde González Heredia les dijo que sorprendió a dos sujetos apoderándose de sus instrumentos musicales, entre ellos un saxofón, una trompeta y un teclado.
También vio que los individuos ayudaban a otro sujeto a entrar por una ventanilla al camión placas 1-ZCA-05, propiedad del grupo Azabache.
Al verse sorprendidos, los presuntos ladrones se dieron a la fuga cargando los instrumentos y dejando abandonado a su cómplice Chan Ek, quien fue detenido en el interior del vehículo con una tarola en las manos.

2 Comments »

  1. Anónimo 5 mayo, 2015 at 4:27 pm -

    Busquen en las casas de empeño son el nexo entre el crimen comun y los que quieren comprar cosas

  2. Anónimo 6 mayo, 2015 at 3:13 pm -

    Lo hemos dicho en otros comentarios, ese nuevo sistema de justicia penal acusatorio es una reverenda ¿@%#& no hay justicia para la víctima y en cambio los ratas andan libres porque los jueces son unos imbéciles, cuando a ellos les hagan daño verán lo que se siente. Nos está costando cada rata que anda suelto con el brazalete electrónico más de 60 mil pesos mensuales. Es un robo al pueblo lo que hizo el Tribunal Superior de Justicia de Yucatán.