Pueblo yucateco en el ojo del huracán por su 'narcofiesta'

admin 12 Mayo, 2015 3

La llegada de grupos y artistas como Cañaveral, Ángeles Azules, El Komander y dos bandas norteñas con más de 30 músicos a un pequeño municipio de Yucatán sorprendió a más uno.
Y no es para menos, porque todos esos artistas cobran cantidades que van de los $300,000 a los $800,000 para actuar, además de los gastos que genera su estancia y traslado. Por lo general se presentan en grandes ciudades o lugares donde hay mucho dinero.
Las actuaciones de todos estos artistas del momento fue en el marco de la fiesta anual en honor del Cristo de la Transfiguración de Teabo, municipio ubicado en el centro-sur de Yucatán y con apenas 6 mil habitantes.
Las fastuosidad de estos eventos no pasó inadvertida para las corporaciones federales, por el gasto que implicó la organización de la fiesta anual, y los cuerpos de inteligencia federales ya indagan si no hay detrás financiamiento de dinero ilícito.

Las sospechas tienen fundamento en el hecho de que hace poco se cateó un rancho en Tekax de un empresario norteño donde incluso se encontraron caballos pura sangre, de esos que se ven en los ranchos de los millonarios del norte del país y de Estados Unidos.
Sin embargo, no se pudo comprobar nada ilícito en las actividades del mencionado ganadero, cuyo rancho desborda lujo y ostentación.
Las sospechas se levantaron también porque en el norte del país gente vinculada con el narcotráfico suele llevar artistas de renombre a pueblos y ciudades, en algunas ocasiones para congraciarse con alguien o para “enamorar” a la gente y que les quede en la mente la idea de que los narcotraficantes no son tan malos como los pinta la policía.
En otras ocasiones se han dado casos de que grupos de renombre actúan en pueblos y rancherías cuando se trata del cumpleaños de algún capo originario del lugar, y la celebración se comparte con toda la comunidad.

En el caso de Teabo, se presentó la madrugada del sábado 2 de mayo el controvertido cantante de narco-corridos Alfredo Ríos, mejor conocido como “El Komander”, quien, según medios nacionales, cobra $300,000 por hora y él cantó precisamente una hora.
El artista estuvo rodeado de personal de seguridad del primo cantante, que llegó y salió del escenario fuertemente custodiado, pues su presentación también generó rumores sobre los riesgos de su presencia en el campo deportivo “Gonzalo Palomo”, donde actuó.
Previamente y al día siguiente se presentaron la “Banda Carnaval” y Banda Santa Cecilia, agrupaciones norteñas de esas que tienen numerosos integrantes.
El cierre con broche de oro vino el lunes, con la presentación mano a mano de los grupos del momento: Cañaveral y Los Ángeles Azules, quienes actuaron “Juntos por la cumbia”, según los anuncios que previamente inundaron las estaciones de radio de la zona y las redes sociales.

El costo por presentación de Los Ángeles Azules es de 600,000 a 800,000 pesos dependiendo del equipamiento con el que se presente el grupo.
Por su parte, Cañaveral cobra de 350 a 400 mil pesos, igual dependiendo del equipamiento.
A esto hay que agregar requerimientos como hospedaje, transportación terrestre, viáticos y catering (servicio de alimentación institucional o alimentación colectiva). 
A estas presentaciones llegó no sólo gente de Teabo y municipios cercanos como Chumayel, sino también de Mérida e incluso de poblaciones de Quintana Roo, que no se quisieron perder la presentación de estos artistas que mueven multitudes.

Teabo se caracteriza, igual que muchos otros lugares del sur de Yucatán, por ser expulsor de migrantes hacia Estados Unidos, los cuales envían remesas a sus familias que se quedan en el pueblo. Esto les permite tener un poco más de recursos que otras zonas de la Península.
Hay que recordar que este año el Ayuntamiento de Mérida trajo para el aniversario a Los Ángeles Azules, un evento que cacareó como lo máximo e incluso se mencionó que la autoridad municipal hizo un esfuerzo en las finanzas para tener este espectáculo.
Sin embargo, en Teabo no solo se trajo a Los Ángeles Azules sino también a Cañaveral, prácticamente con tronar los dedos y para un público que cuando mucho rebasó los 2 mil asistentes.
De acuerdo con gente que asistió al baile “Juntos por la cumbia”, esa noche gastaron un promedio de cuatro mil pesos por las entradas y las bebidas que consumieron.

3 Comments »

  1. Anónimo 12 Mayo, 2015 at 9:23 pm -

    Puro naco…

  2. Anónimo 12 Mayo, 2015 at 10:21 pm -

    Puro naco pero con más dinero que tu anónimo

  3. Anónimo 13 Mayo, 2015 at 1:23 am -

    pura raza hijas