Sólo 4 personas cuidaban a niños del Caimede en trágico paseo

admin 31 julio, 2015 Comentarios desactivados en Sólo 4 personas cuidaban a niños del Caimede en trágico paseo
Sólo 4 personas cuidaban a niños del Caimede en trágico paseo

Un día después de conocerse que el padre del niño del Caime ahogado en una piscina procederá legalmente contra la institución y las personas que le quitaron a sus cinco hijos, ahora surgen denuncias de supuestas irregularidades en el interior de ese albergue público, las cuales habrían derivado en el trágico suceso.

Se señala que el fatal accidente pudo deberse a la falta de personal que afecta gravemente al albergue infantil, pues el día que fueron de paseo a un centro cristiano solo estaban a cargo de los menores cuatro empleados: tres niñeras y un custodio, todos suplentes, que vigilaban a 50 niños de entre 6 y 15 años.

El resto de la vigilancia corría a cargo de 10 de los internos más grandes que participaron en la actividad.

La orden de asignar solo cuatro personas al trágico paseo habría provenido de la directora del Caimede, Cecilia Mendiburu, o de la jefa operativa, María Isabel Ávila.

Empleadas provisionales de ese centro, donde son llevados niños en situación vulnerable, señalaron que es grave la falta de personal en el Caimede, además de que hay mucha rotación de personal porque a los empleados suplentes apenas les pagan 109 pesos por turno de ocho horas, sin prestaciones y haciéndose cargo una sola persona de hasta 15 menores, incluyendo bebés del área de maternal y discapacitados.

El día que murió el niño José Ignacio Poot Yam acudieron al centro cristiano Fuente de Vida 50 niños que eran vigilados por 14 personas: los empleados suplentes y 10 menores sin la preparación suficiente para atender una emergencia como es el caso de un ahogamiento en la piscina.

En opinión de las empleadas informantes, que pidieron el anonimato para evitar represalias, ese día debieron acudir empleados de base, además de que se debió aumentar el personal asignado a la actividad.

De acuerdo con declaraciones del director del DIF Estatal, Limber Sosa Lara, se investiga al personal del Caimede por la forma en que ocurrió la muerte del pequeño José Ignacio, pues la piscina mide 1.30 metros de profundida y estaban a cargo de la vigilancia 30 personas.

Comments are closed.