Comparece de nuevo y niega haber matado al fotógrafo

admin 5 enero, 2018 0
Comparece de nuevo y niega haber matado al fotógrafo

Luego de que en la audiencia inicial guardó silencio, Alejandro López Geded ahora si respondió al comparecer de nuevo ante el juez en el proceso que se le sigue por la muerte del fotógrafo Luis Abraham González Contreras.

Se dijo inocente, sin motivos para asesinar a quien fuera su compañero de cuarto y argumentó abuso de autoridad para incriminarlo.

En la audiencia presentó un escrito en el que manifestó su inocencia y denunció tortura.

La audiencia maratónica, de más de ocho horas, fue realizada ante el Juez Primero de Control, Rómulo Antonio Bonilla Castañeda, mismo que lo vinculó a proceso por el delito de homicidio calificado.

Se le amplió la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso y se estableció tres meses como plazo de cierre de investigación, tiempo en el que la Fiscalía continuará con la investigación para reunir pruebas.

En la audiencia, el joven instructor de boxeo leyó su escrito donde asegura que fue torturado en el patio de la Fiscalía y que varios agentes Ministeriales lo obligaron a firmar su confesión, en la que asegura ser el asesino de quien fuera su compañero de vivienda.

En el documento Alejandro López reiteró su inocencia y afirmó no tener motivo alguno para asesinar a González Contreras, de manera que, a través de su defensa, pidió que se le liberará argumentando que la confesión le fue arrancada mediante toques eléctricos y golpes.

Pese a los alegatos, se le vinculó a proceso.

En el expediente se indica que el móvil del crimen fue los celos, toda vez que el fotógrafo se había relacionado sentimentalmente con otra persona y el ahora procesado no estaba de acuerdo con esa relación.

Como se recordará, el crimen se registró el pasado 19 de diciembre en un departamento en el fraccionamiento Jardines del Norte.

González Contreras recibió un fuerte golpe en el cráneo, que lo mató y su asesino y compañero de cuarto, desmembró el cuerpo para meterlo en una pita y una bolsa negra.

Antes trató de quemarlo, pero al no lograrlo, metió el cadáver en el auto del ahora occiso y lo fue a arrojar al basurero municipal de Chelem, donde fue encontrado el día 28 en avanzado estado de descomposición.

Leave A Response »