Recibe nueva oportunidad autor de épico robo

admin 11 febrero, 2018 0
Recibe nueva oportunidad autor de épico robo

El juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero le dio una nueva oportunidad al conocido delincuente Armando Abraham Cruz Quijano (a) “Koyac”, quien se hizo famoso por robar a una funcionaria en pleno edificio judicial.

El juzgador accedió a quitarle el localizador electrónico que portaba y a cambio le dio 5 días hábiles para que acredite que está trabajando.

“Koyac” había violado las condiciones de suspensión condicional de un proceso anterior, pues el pasado 23 de octubre, al ir a “firmar” al Centro Estatal de Medidas Cautelares, para demostrar que está cumpliendo, se apoderó del teléfono celular y un ipad de la titular de este organismo.

Por tal motivo, la juez de control Suemy del Rosario Lizama Sánchez, provisionalmente, ordenó que se le encarcelara por cuatro meses como medida cautelar, por el delito de robo simple que denunció la funcionaria de Medidas Cautelares.

Sin embargo, poco después recuperó su libertad al comprometerse a residir en un domicilio, no salir del Estado, no portar armas, firmar en Medidas Cautelares (donde robó), no acercarse a la víctima en un radio de 200 metros, usar localizador electrónico y reparar el daño por la cantidad de 8 mil pesos.

Antes, estuvo preso por asaltar a un sexagenario que salía de un cajero automático.

Ha sido beneficiado en cuatro ocasiones (no se debe de hacer más de dos veces) por el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

En octubre del 2015, entró al hotel “Lilas”, ubicado en la calle 69 entre 66 y 68, del centro, despojando al encargado de su celular y 1,050 pesos.

En esa ocasión, reparó los daños y logró que se extinguiera la acción penal.

Después entró al predio de su vecino Pedro Renán Rodríguez Núñez y al ser descubierto, golpeó a la víctima y fue procesado por el delito de robo calificado cometido con violencia.

Decidió someterse a un procedimiento abreviado y fue condenado a 1 año y 5 meses de cárcel, el 1 de junio del 2016.

Recuperó su libertad antes de tiempo con un módico pago, arrancándole el perdón a su víctima.

Luego fue objeto de otro procedimiento abreviado cuando, en compañía de su hijo José Alejandro Cruz Zapata, el 28 de septiembre del 2016, robó en la casa de la señora Wendy de la Cruz Toledano Cetina, ubicada en la calle 99 entre 64-A y 64-B de la colonia Delio Moreno.

De nueva cuenta, logró un acuerdo con la víctima con unas disculpas públicas y un pago.

Leave A Response »