Otro escándalo de la mafia inmobiliaria, ahora por terrenos «premium» en Xcanatún

MÉRIDA, Yucatán.- Autoridades estatales investigan un nuevo caso de «tráfico de influencias» de la mafia inmobiliaria que opera en Yucatán, y que presuntamente involucra incluso a empleados estatales, y a notarios locales.

La investigación, que está ya en manos de la Fiscalia General del Estado, deriva de una acción ilegal que se atribuye a una empresa inmobiliaria que cerró el paso a los propietarios de varios terrenos en la zona de Xcanatún.

Se sabe de varios afectados, y de por lo menos la denuncia penal de uno de ellos, que ha recurrido a esa instancia luego de que no se respetara la disposición legal de una certidumbre de paso que les permitía tener acceso y salida a sus terrenos.

La presunta acción arbitraria es atribuida a la empresa G10, pero involucra a dependencias del ramo, pues hay indicios de una modificación ilegal del Geportal del Insejupy para modificar un registro en favor de la empresa involucrada.

Las investigaciones salpican al proyecto inmobiliario Senduo, un «complejo habitacional premium» que se construirá en parte de los terrenos en conflicto, lo que podrá acarrear problemas legales a quien ya adquirió propiedades en este proyecto.

Se sabe que además de la denuncia ante la Fiscalía, hay amparos y otros recursos interpuestos ante otras autoridades por simulación de actos jurídicos que involucran incluso a notarios y empleados de dependencias estatales.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.